Cómo combatir la sudoración excesiva en los atletas

Cómo combatir la sudoración excesiva en los atletas

Los corredores o runners pueden enfrentarse a numerosos problemas y tipos de lesiones a lo largo de su vida.

Sin embargo, para estos problemas, en muchos ocasiones, se recomienda reposo y ácido hialurónico. Es algo que te pueden recomendar los profesionales de la salud.

Sin embargo, cuando hablamos de otros problemas, como la sudoración excesiva, ¿qué podemos hacer? Muchas personas se sienten tremendamente avergonzadas por este problema, pero como runner, no deberías estarlo.

Como corredor o corredora, el sudor es tu mejor amigo. Son los medios naturales de tu cuerpo para regular tu temperatura central. Cuanto más corres, más se calienta tu cuerpo y más sudas. Sin sudor, tu cuerpo se sobrecalentaría, y eso no traería más que problemas.

Además de sudar mientras está corriendo, también es perfectamente normal que una vez que comienzas a correr, estés sudando más de lo que solías hacerlo. A medida que te pones en forma, tu cuerpo se vuelve más eficiente para enfriar su temperatura central a través de la sudoración. Es por eso que atletas bien entrenados sudan más que los que sólo salen a correr durante el fin de semana.

sudoración excesiva en los atletas

Aunque también existe una cantidad considerada como demasiado sudor. Algunos casos de sudoración profusa, conocida como hiperhidrosis, pueden ser un problema médico que se produce cuando el sistema de enfriamiento funciona mal.

Las soluciones posibles

Para regular tu sudoración, puedes hacer lo siguiente:

  • Usa la ropa adecuada para lidiar con el sudor excesivo. Por ejemplo, el algodón «absorbe» la humedad de tu cuerpo y lo saca la superficie, lo cual te mantiene lo más seco y cómodo posible.
  • Usa antitranspirantes que contengan cloruro de aluminio.
  • Mantente bien hidratado. Bebe mucha agua antes y después de correr. Para sesiones que duren más de una hora, bebe durante la carrera.
  • Acepta el hecho de que eres un corredor, y los corredores sudan. Ese es el precio que pagas para ejercitarte y estar en forma.
  • Consulta a tu médico si el problema empeora o persiste, ya que puede indicar un problema o enfermedad subyacente que haya que tratar.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *